domingo, 12 de noviembre de 2017

La letra "p"

Comenzamos a reconcer la "p" minúscula, visual y auditivamente, y a escribirla, ya que han llegado los libros de lecto-escritura.

Con la lecto-escritura tengo un dilema moral, al cual podría dedicarle varias entradas de mi blog, pero bueno, cuando eres interina tienes que adaptarte en la medida de lo posible al centro.

Como teníamos que comenzar con el trazo de la letra "p", pensé en diferentes recursos para que fuera más divertido, manipulativo y significativo, así que les presenté la letra "p" escribiéndola en la pizarra, explicándoles la direccionalidad del trazo (a parte del cuento de la editorial).

Y a continuación hicimos el...

RECORRIDO DE LA LETRA "p"

- De uno en uno, tenían que recorrer la clase gateando (movimiento contralateral importantísimo para el desarrollo cerebral) y pasar por el túnel de tela.

- Realizar el trazo de la letra "p" en el cajón de arena


- Andar sobre la letra "p" dibujada en el suelo con cinta adhesiva


- Repasar la letra "p" de la pizarra con el dedo, y escribir una pequeña "p" con el dedo manchado de tiza.


- Y por último, mientras algunos jugaban por rincones, yo los iba llamando para que hicieran el trazo con pintura de dedo sobre un folio (de uno en uno para ver realmente si realizan el trazo de manera adecuada). Primero tenían que hacer puntitos dentro de la "p" y después con el dedo lleno de pintura hacer el trazo completo sin levantar el dedo.


- Después de todo esto ya empezaron con las fichas del libro.

También les puse un vídeo de cómo realizar el trazo de la letra "p". Ellos, desde su sitio, tenían que ir haciéndolo en el aire con el dedo.


Y así poquito a poco nos vamos metiendo en el mundo de la lecto-escritura, siempre respetando el ritmo de cada niño, pues no todos están preparados para leer y escribir, cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y maduración.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Manualidades Halloween

Este año, aprovechando que mis niños son ya de los mayorcitos de 5 años, quería hacer al menos una manualidad para Halloween en la que ellos mismos la crearan (necesitando la menor ayuda posible de un adulto) por una parte, para que se sientan capaces de realizarla y por otra, para no establecer un patrón muy marcado.  

Cada vez me gusta menos que salgan todos con la misma manualidad, misma forma, mismos colores... creo que deben desarrollar su imaginación, y para ello hay que dar ciertas guías pero no mostrar el resultado al que deben llegar.

Primero les dije que necesitábamos canutillos de los rollos de papel higiénico, estuvieron trayéndolos de casa durante unos días (reutilizamos, al igual que los envases de plástico para la pintura, que son de una ensalda) y durante una semana estuvimos pintando los cartones del rollo de papel con pintura de dedo.


Tardamos una semana porque lo fueron haciendo por grupitos, mientras los demás compañeros jugaban en los rincones, yo los iba llamando, así la actividad es más relajada.

Ayer, día de Halloween, cogimos nuestros cartoncitos pintados y los convertimos en murciélagos y monstruitos. Les di rotuladores gruesos, cartulina para las alas, diferentes tipos de papel, pegatinas y ojitos móviles (lo único que les tuve que pegar yo). Cada uno podía elegir cuántos ojos pegar a su monstruo y de qué tamaño.

Y para que podáis observar los resultados, todos diferentes, aquí os dejo algunas fotos. Hasta hay algunos que ni siquiera tienen alas y uno de ellos es una bruja (imaginación al poder):



sábado, 28 de octubre de 2017

Arco iris Waldorf

¡Después de dos años buscándolo al final lo encontré y ya lo tengo en mi clase!


Este es el famoso arco iris waldorf de Grimm´s, compuesto por 12 piezas de madera que asemejan los colores del arco iris. 

¿Qué se puede hacer con él? Jugar, imaginar, descubrir, observar, experimentar... El primer día que lo llevé al aula, uno de mis alumnos de 5 años me preguntó "seño, ¿qué podemos hacer con él?" y le dije "lo que queráis, ahí os lo dejo".

En un primer momento pensé en imprimir imágenes de internet para que imitaran figuras, pero después pensé que sería mucho mejor que dieran rienda suelta a su imaginación, las normas del juego solo serían cuidarlo, como cuidamos cualquier otro material de la clase.

He observado como construyen casas, parques, edificios, flores... como intentan mantener las piezas en equilibrio, incluso cómo construyen círculos para hacerlos rodar o rebotar. Estas son algunas de sus creaciones:





Muchas veces los juguetes sencillos son los que más les gustan y con los que más aprenden :)

martes, 10 de octubre de 2017

Llegó el Otoño

Llegó el otoño, aunque no lo parezca con este calor...

A veces resulta un poco raro hablar a los niños y niñas de las estaciones del año con temperaturas y características que no corresponden, menos mal que desde nuestra clase y a través de las grandes cristaleras podemos observar cómo a nuestro arbolito ya se le están cayendo las hojas.


Fue un gran descubrimiento, un día hablando del otoño, explicando qué sucedía en esta época, de repente miré de frente y allí estaba el árbol, con gran alegría les dije ¡pero si tenemos un árbol ahí, vamos a ver si se le están cayendo las hojas! y pudimos observar que ya había muchas hojas en el suelo, sobre todo de color rojo y marrón, las verdes seguían en el árbol. A lo largo del día hubo afortunados que pudieron ver "en directo" cómo caían algunas hojas.

A partir de ese día observamos el árbol a menudo, y los lunes apuntamos en un cuadrante: la fecha, cuántas hojas hay en el árbol, de qué colores, cuántas hay en el suelo y de qué colores.

Como el árbol creó tanta expectación decidí que nuestra obra de arte de otoño tuviera relación con este árbol, ¿qué hicimos? ¡coger sus hojas caídas!

A cada niño le di una fotocopia con el dibujo de un árbol y la palabra "otoño" y les di total libertad para decorarlo, incluso les dije que no era necesario pintarlo con ceras. En las mesas les puse recortes de cartulina, papel charol, papel celofán, papel pinocho, algodón, tijeras, pegamento y algo muy especial...hojas de nuestro árbol.


Les encantó salir a coger hojas, salieron por equipos, fue bonito verlos en "plena naturaleza", alguno incluso quería coger ramas enormes, pero no les iba a caber en el dibujo jeje. Y estas son las obras de arte que ahora tenemos en nuestra clase otoñal:




Como podréis observar no hay dos iguales, ¿por qué? porque no había ningún patrón, lo cual dio rienda suelta a su imaginación y creatividad.

martes, 26 de septiembre de 2017

Rincones

¿Qué rincón me toca hoy?

Siempre he estado "dándole vueltas" a lo de los rincones, pues me parece muy importante que los niños y niñas, a parte de las actividades lúdicas que hacemos en gran grupo, tengan su ratito de juego libre, y una buena manera de llevarlo a la práctica es a través de los rincones.
Los rincones son diferentes espacios de la clase donde se concentran materiales y actividades con objetivos parecidos, en los cuales la mayoría de las veces la actividad es libre.
En la clase de 5 años, los rincones que tenemos actualmente son:


 - Rincón de las construcciones: En él hay piezas de construcción de madera, de tipo lego y una nueva adquisición, el Arco Iris Waldorf.

- Rincón de los números: En el cual están los puzles, juegos basados en el método ABN y realización de collares.

- Rincón del arte: donde los materiales que pueden encontrar son: tijeras, pegamento, pegatinas, ceras de colores, rotuladores, sellos y recortes de papel. *Estos días está dedicado al otoño, así que estamos realizando pequeños murales con pintura de dedo. (Ya le dedicaré otra entrada)

- Rincón de la casita: con su cocinita, teléfonos y máquinas registradoras de juguete, plancha, platos, vasos, cubiertos, disfraces, telas...

- Rincón de las letras: donde están los libros, tarjetitas del abecedario, letras para formar palabras (de madera, de plástico con velcros...), etc. *Y al cual pronto llegará un nuevo juego.

(Más adelante iré dedicando entradas tanto a los rincones como a los materiales que en ellos se encuentran) 

Pero, ¿cómo se reparten los rincones? este año quería que fuera diferente, normalmente cada equipo (o mesa de la clase de unos 6 niños) va cada día a un rincón, al que le toque, pero ahí veía dos inconvenientes:
- Siempre juegan con los mismos compañeros.
- No pueden elegir qué rincon les apetece ese día, tienen que ir al que les "toca".

Así que me aventuré a hacer un "super cuadrante" para que por lo menos algunos días pudieran elegir rincón y que en la mayor medida de lo posible coincidieran con diferentes compañeros a lo largo de la semana. Así que creé esto:


Parecía lioso pero es increible lo bien que lo han entendido, y lo que les gusta
Cada color de las estrellas representa un rincón, tal y como aparece en la fila de arriba: verde-construcciones, naranja-números...
Debajo están las estrellas que se pueden utilizar, hay estrellas para 5 días de la semana. El día en el que nos encontramos está en el recuadro de "hoy" (que se puede desplazar gracias al velcro).

Y más abajo aparecen los 4 equipos que hay en la clase


Debajo de cada equipo aparece la foto de los niños y niñas del equipo. Cada columna representa un día.
Empieza eligiendo el encargado del día, pongamos que es el primer niño que aparece, después elegirá el encargado de mesa (que es el niño que tiene una flechita de color lila) y después el resto de los compañeros de su equipo. Después elegiría del siguiente equipo el encargado de mesa y sus compañeros, y así sucesivamente. Si por ejemplo el responsable está en el equipo 3, elegirá el equipo 3, luego el 4, después el 1 y finalmente el 2. Así los primeros en elegir van rotando.

Al día siguiente mismo proceso, pero teniendo en cuenta que no podrá elegir el rincón del día anterior (ahí es donde entra en juego la lógica y donde las matemáticas empiezan a cobrar vida... se ven caritas pensantes comprobando qué rincones pueden elegir, cúantas estrellas del rincón que le gusta quedan, cuántos compañeros van por delante....)

Increíble, lo hacen estupendamente. A veces hay que arriesgar, lo peor que podía pasar es que después del esfuerzo empleado en realizarlo no funcionara y hubiera que cambiar (que a veces a pasado), pero de los "errores" se aprende.

¿Y vosotros/as cómo organizáis los rincones de la clase?